lunes, 2 de noviembre de 2009

en la intimidad







Y después me quejo de que no duermo nada...pero, si dormir me priva de semejante espectáculo, ¿cómo resistirme y simplemente cerrar los ojos?
Así se ven mis alrededores desde la camá un día cualquiera a la 1:30 am, cuando las dos únicas luces son una lámpara en la calle y mi IPOD al cambiar de canción.

1 comentario:

JUANJO dijo...

HOLA SARA!!! OYE ESTAN MUY CHEVERES LAS FOTOS GENIAL LA ILUMINACION SOBERBIA .... ME INSPIRÉ NO? JAJAJJAJA IGUAL ESTAN SUPER LAS FOTOS...