lunes, 24 de octubre de 2011

El momento perfecto


No me considero fotógrafa. Es más, no paso ni un cuarto del tiempo necesario con la cámara en la mano para por lo menos pensar en llegar algún día a ser fotógrafa. Sin embargo, disfruto tomando fotografías, y cuando tengo tiempo, o las condiciones están dadas para ver algo especial, pues aprovecho y tomo fotografías.
Hace un par de semanas estuve en Buenos Aires. Traté y en general trato de no tomar muchas fotos turísticas porque bueno, ya millones de personas las tomaron antes que yo. Prefiero siempre que sea posible, tomarle fotos a algo que a mí me parezca particular, que me llame la atención, que me haga parar e interrumpir lo que estaba haciendo.  Bueno, pues en uno de esos días en Buenos Aires, un momento cualquiera en una calle cualquiera, se juntaron una serie de elementos de una forma que normalmente no se juntan, o no para el ojo desprevenido.
Estábamos en un festival armenio, había mucha gente, puestos de comida, un concierto, etc. La calle, como muchas de las calles de Buenos Aires, era muy amplia y llena de árboles a lado y lado. El sol ya no estaba en la posición del medio día, sino que se acercaba su hora de esconderse, así que la luz nos llegaba de una forma más horizontal que vertical. Y yo, estaba parada de frente al sol, con un montón de gente entre él y yo, y toda una gama de sombras y contraluces formándose ante mis ojos. No voy a decir que nunca había visto esto, pero definitivamente nunca lo había visto formarse tan perfectamente, los rayos del sol iluminando el contorno de las personas, colándose por entre el humo de los puestos de comida, creando sombras muy fuertes en el suelo.
Fue tan bonito que nos quedamos ahí varios minutos, parados en la mitad de la calle, simplemente mirando y tomando fotos.
Incluso un señor se me acercó y me dijo: “No te va a salir nada en las fotos, estás de frente al sol”. Y yo le dije: “Si supiera todo lo que se ve. Esa es justo la idea”.

Aquí les dejo algunas de las fotos que tomé. Mi intención no es que sean megafotografías, pero para que vean un poquito de lo que yo vi.